Close

El número de oro en el marketing

¿Cómo se aplica el número de oro al marketing?
Pero ¿cuál es la relación de este número con el marketing? A primera vista, parecen dos temas totalmente separados.
Durante muchos años, esta proporción se ha usado en el diseño, en la fotografía, en la arquitectura, etc.
Aparentemente, el cerebro aprecia las composiciones diseñadas bajo este esquema.
Aún sin estar consciente de ello, los humanos le asignamos un alto valor estético, a los elementos diseñados bajo este esquema.
Coincidencia o no, desde La Mona Lisa hasta el logotipo de Apple la siguen.
Brandemia explica que uno de los ejemplos más cercanos y curiosos que encontraremos esta proporción de oro es en las tarjetas de crédito.
Si dividimos el ancho entre el alto de una tarjeta de crédito obtendremos el número de oro.
Esta fascinación y mitificación de la proporción áurea continúa viva en nuestros días.
Muchos creativos han optado por aplicar esta relación a la construcción de logotipos.
Por ejemplo, si observamos esta relación áurea en el logotipo de Apple, uno de los iconos más reconocidos de nuestro siglo, podemos ver que posee un diseño limpio y proporcionado,
Además esta construido en función a una serie de circunferencias, cuya relación encaja perfectamente en la proporción del número de oro.
Sin embargo, también queremos hacer notar que no se trata de encontrar proporciones donde no las hay.
En el caso de Apple, también hay personas que piensan que este logo no encaja dentro de la proporción áurea.
De cualquier forma, se apeguen matemáticamente o no, varias aplicaciones se han diseñado en base a esta proporción.
Una de las aplicaciones más comunes del número de oro es el diseño de logotipos.
Lo fascinante es que hasta muchas de las páginas web presentan una estructura compuesta en función al número de oro.
¿Mito o realidad? 
Lo que realmente debemos cuestionarnos es ¿Realmente este número influye en resultado estético de la obra?
Algunas personas opinan que existe una excesiva mitificación de este número y que su presencia no potencia la belleza ni el equilibrio de los objetos.
Y como en el caso de Apple, existen detractores y escépticos que cuestionan el uso de la proporción áurea para todo.
De una forma u otra, esta ley matemática, así como su historia y su relación con la creatividad humana resulta muy intrigante.
Su vinculo con el diseño actual  es sin duda alguna, un tema curioso que puedes tomar en cuenta en futuras creaciones.
En conclusión, te invitamos a que pienses en la proporción áurea como una guía de composición, y no una regla que debas seguir con exactitud matemática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *